sábado, 10 de diciembre de 2011

CURIOSIDADES DE LA ISLA DEL ENCANTO



NUEVA “PESETA”
EN PUERTO RICO


LA PESETA Y EL PESO, HISTORIA EN ESPAÑA, SIGUEN VIVOS EN EL LENGUAJE POPULAR


LOS BORICUAS LLAMAN PESETA A LA MONEDA DE UN CUARTO DE DOLAR… Y PESO AL DOLAR


LA NUEVA MONEDA DE QUARTER DOLLAR ESTÁ DEDICADA AL PARQUE NACIONAL DE EL YUNQUE
        El pueblo puertorriqueño es un ejemplo de fidelidad a sus tradiciones. Los ejemplos serían innumerables y tiempo tendremos, si Dios quiere, de ir desgranándolos en esta página, pero hoy toca hablar de las monedas de curso legal, que son las de los Estados Unidos de América. Pero en Puerto Rico tienen una particularidad: sus denominaciones cambian en el lenguaje popular. Con toda naturalidad, un puertorriqueño le explicará a usted que un dólar son cuatro pesetas. O ni siquiera se referirá a la moneda base como dólar, sino como peso. Un dólar es un peso en Puerto Rico. Y un peso son cuatro monedas de “quarter dollar”, es decir, en el argot popular, cuatro pesetas.


        Ahora, según acaba de anunciar EL NUEVO DIA, está a punto de salir al mercado una nueva moneda de cuarto de dólar. Estará dedicada al Parque Nacional de El Yunque y lleva motivos muy populares en la isla, como el coquí y la cotorra isleña. Así lo cuenta en el diario Keila López Alicea:

El melodioso coquí y la majestuosa cotorra puertorriqueña circularán de mano en mano a lo largo de todos los Estados Unidos y sus territorios a partir de enero, cuando sus imágenes quedarán plasmadas en la parte posterior de la moneda de veinticinco centavos en honor al Bosque Nacional del Caribe El Yunque. Como parte del programa “America the Beautiful” de la Casa de la Moneda del Departamento del Tesoro, El Yunque será uno de los 56 parques nacionales que tendrán su imagen en una peseta.
El diseño que se mostrará en la parte posterior de la moneda presenta un coquí al lado izquierdo sobre una hoja y una cotorra puertorriqueña a la derecha, posada sobre la rama de un árbol. La peseta tendrá el nombre “El Yunque” grabado en la parte superior y “Puerto Rico” en el lado izquierdo, junto al coquí. En la parte frontal estará la tradicional imagen de perfil del presidente George Washington.
La moneda de El Yunque es la segunda peseta puertorriqueña. La primera moneda se acuñó en el 2009 y fue parte del programa dirigido a honrar los estados y territorios estadounidenses.

LA PESETA (1868 – 1999)
La peseta fue la moneda de curso legal en España desde su aprobación, el 19 de octubre de 1868, hasta el 1 de enero de 1999, cuando se introdujo el euro, la moneda única europea.

 Hace cuatro años, el tema de la “peseta puertorriqueña” llegó al Senado de Puerto Rico, que creó una comisión o comité especial. Así apareció la noticia en los medios de comunicación:
Oficialmente la peseta dejó de existir en España hace seis años, al nacer el euro como moneda única europea, pero en Puerto Rico sigue viva y en boca de todos los boricuas, que llaman peseta a la moneda de un cuarto de dólar. Bien sea en la compra de chucherías o al pagar el billete de autobús, los puertorriqueños hablan de "pesetas" en todo momento como si no existiese el dólar y con orgullo, en una muestra de su identidad nacional. Y eso que sólo desde 1895 a 1898 la peseta fue la moneda oficial de Puerto Rico, pero esos tres años quedaron grabados en el acervo popular. La vinculación a la peseta boricua es tal que el Senado puertorriqueño ha creado un Comité Asesor sobre Numismática para participar en el proceso de diseño de la peseta de Puerto Rico dentro del Programa de Monedas Conmemorativas del Departamento del Tesoro de EEUU.
El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos lanzará la nueva moneda en honor al bosque tropical puertorriqueño a partir de enero. Año nuevo, peseta nueva.


1 comentario:

  1. LAS PESETAS

    Fueran rubias, de lo más relucientes,
    rodando altivas por tiempos prescritos;
    fueron las hembras de los más pudientes,
    de todas las casas, sus cuartos benditos.

    Guardaron historias de sus avatares
    por manos de pobres y de señoritos;
    con su metal levantaron hogares
    …apaños, en otros, rasgando trapitos.

    Por el viejo ocre cambiaron su brillo,
    matando a la dama a la luz del camino
    … con triste recuerdo asoma el cuchillo,
    puñal traicionero de fatal destino.

    Al hechizo del valor de las cosas,
    altivas se asoman en sus muletas;
    en el trueque al euro, salen victoriosas,
    las prestigiosas finadas pesetas.

    Antonio Puertas

    ResponderEliminar