lunes, 12 de marzo de 2012

LOS ALIMENTOS DE AMÉRICA Y EUROPA

El café nos vino de América

UNA OBRA DE INTERÉS SOBRE LA
GASTRONOMIA PRECOLOMBINA

Las patatas también llegaron de América

El autor cuenta lo que supuso para el continente recién descubierto la llegada del trigo, el arroz, el aceite, o del ganado, así como los enormes beneficios que el Viejo Continente obtuvo con la patata, el maíz, el tomate, el pimiento…
Los tomates llegaron de México y Perú

La llegada de Colón al continente americano cambió el curso de la historia y supuso una auténtica revolución en todos los campos, incluido el alimenticio, hasta el punto de que la introducción de alimentos americanos como la patata, el maíz, el cacao, el pimiento o el tomate supuso el comienzo de una nueva era para la dieta europea.
Hay alimentos como las patatas que parece que toda la vida se consumieron en Galicia y el resto de Europa. Pero no. Las patatas llegaron del nuevo mundo. Antes, en lugar de patatas, los gallegos comiamos castañas. Por eso, hasta fechas recientes, muchas personas mayores le llamaban castañas a las patatas.
Cualquier italiano de nuestros dias podría pensar que el tomate siempre estuvo presente en su cocina popular. Pero no. Los tomates llegaron también del nuevo mundo, se dice que de México y Perú, donde, por cierto, siguen cosechando un producto excelente. ¿Sabian que la mayoria de los pimientos de piquillo que se pueden adquirir en los supermercados de Puerto Rico proceden del Perú?
La cocina española y europea ganó mucho con los productos que empezaron a llegar de ultramar –por eso se llamaban ultramarinos-, pero los pueblos aborígenes de América también enriquecieron su cultura gastronómica con la incorporación de las técnicas de cocina y productos europeos como el trigo, el arroz, el aceite… Y todo esto viene a cuento por la reciente publicación de un libro.


“Gastronomia Precolombina”, de Pedro Plasencia, es el título de un libro aparecido recientemente en España, que ha merecido la atención informativa de la revista que la compañía Iberia reparte a quienes vuelan en sus aviones, los únicos que enlazan directamente Madrid y San Juan tres días a la semana.
El tema es de gran interés y el editor del libro ha escrito unas líneas sobre la obra, en las que indica que “en este ensayo, ameno y ampliamente documentado, Pedro Plasencia transporta nuestros sentidos, principalmente el del gusto, pero también la vista y el olfato, a los luminosos días de los descubrimientos colombinos. Así, siguiendo los textos de los cronistas de Indias, sus páginas permiten asistir con los ojos de los conquistadores al magnífico despliegue de un continente exuberante de formas, colores, olores y sabores, al que los españoles, atónitos ante su belleza y enormidad, llamaron el “Nuevo Mundo”.
Las ingeniosas artes cinegéticas de los diferentes pueblos amerindios, el fastuoso colorido de los mercados de Tenochtitlán y Tlaxcala, la sorprendente gastronomía de los aztecas, los aromas de los guisos andinos de papas, el locro de chuño con charqui, el motepatasca o el pachamanca, los camarones tostados con unto vegetal de los lucayos, la sopa antillana de tortugas, el asado de capivar de los guaraníes…
Sin duda existía una rica y variada gastronomía en América antes de Colón, pero también se padecía hambre, y los soldados y colonizadores españoles hubieron de adaptar sus estómagos a una dieta de supervivencia para comer ratillas, insectos, iguanas y yerbezuelas.
De todo ello trata la presente obra que el autor completa con la historia de los intercambios de productos de boca entre Europa y América: lo que supuso para el continente recién descubierto la llegada del trigo, del arroz, del aceite, o de los animales de renta (ganado bovino, ovino, caprino y porcino), y los enormes beneficios que el Viejo Continente obtuvo de la introducción de la patata, el maíz, el tomate o el pimiento, plantas comestibles de origen americano, que acabaron con la hambruna endémica de muchas regiones europeas”.
 Plantación americana de tabaco

INDICE

- Introducción.
- Artes cinegéticas de los indios precolombinos.
- Particularidades gastronómicas originarias de América.
- La chicha de las Indias.
- Lo que España dio a América.
- Hambre.
- La ruta del bacalao.
- El tabaco y el café en América.
- A modo de epílogo: “el demonio y el fraile goloso”.
- Glosario de gastronomía hispanoamericana.


EL AUTOR
El escritor Pedro Plasencia nació en Cáceres, Extremadura, en 1955. Es abogado y crítico gastronómico. Su pasión por la cocina le ha llevado a publicar varias obras sobre el tema, en las que suele demostrar sus conocimientos sobre la historia de la gastronomía.

Los pimientos son americanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada